Es importante inspeccionar el ánodo de sacrificio cada 1 a 3 años y reemplazarlo después de más del 50% de su desgaste para evitar la corrosión de tu tanque. Su vida útil depende de la calidad de su agua. En promedio, el ánodo de magnesio o aluminio debe cambiarse cada 3 a 5 años. Para el ánodo de corriente impresa Corro-Protec, Se debe cambiar cada 20 años.

Deja un comentario