Cada calentador de agua se fabrica con un ánodo de magnesio para limitar temporalmente el óxido.. En la mayoría de los casos, el olor a azufre es causado por el agua con un alto contenido de magnesio que entra en contacto con el ánodo original ya presente en el calentador de agua. Además, este olor puede ser creado por una bacteria (bacteria del azufre). La varilla de ánodo Corro-Protec es la solución ideal para este problema, ya que además de eliminar el olor en unas pocas horas, la varilla de ánodo detiene la corrosión de su calentador de agua y tiene una garantía de 20 años.

Deja un comentario