...
Obtén agua caliente libre de problemas con Corro-Protec ánodo
  • Inicio
  • Blog
  • ¿Con qué frecuencia debe lavar su calentador de agua ?

¿Con qué frecuencia debe lavar su calentador de agua ?

Publicado y actualizado el

Un calentador de agua es una inversión importante, que desempeña un papel vital en su hogar. Por eso, asegurar su longevidad y su eficiencia es una parte fundamental de la propiedad de una vivienda. Un aspecto esencial del mantenimiento de un calentador de agua es limpiar el tanque periódicamente. Este artículo le guiará a través del proceso y la frecuencia de lavado de su calentador de agua, y la manera en que la instalación de una varilla de ánodo eléctrica Corro-Protec puede mejorar el cuidado a largo plazo de su unidad.

¿Por qué lavar su calentador de agua?

Acumulación de sedimentos

Con el tiempo, puede comenzar la acumulación de sedimentos en su calentador de agua. Estos sedimentos se originan en los minerales presentes en el agua, especialmente si usted vive en una zona que tiene agua dura. La acumulación de sedimentos en el fondo del tanque puede ocasionar numerosos problemas, como:

  • disminución de la eficiencia,
  • obstrucción, mayor consumo de energía,
  • e incluso posibles daños en los elementos calefactores.

El papel del lavado en el mantenimiento del calentador de agua

Para impedir que los sedimentos provoquen estos problemas, una de las prácticas más recomendadas en el mantenimiento de los calentadores de agua es lavar periódicamente el tanque. El lavado de un calentador de agua implica el desagote del agua del tanque para eliminar los sedimentos que se depositaron en el fondo.

¿Con qué frecuencia debe lavar su calentador de agua?

Frecuencia basada en la dureza del agua

La frecuencia de lavado de un calentador de agua depende principalmente de la dureza del agua. Si vive en una zona con agua dura, se recomienda lavar su calentador de agua al menos una vez por año. Esto se debe a que al agua dura contiene una proporción mayor de minerales, y por lo tanto origina una mayor acumulación de sedimentos. Si vive en una zona con agua más blanda, un lavado cada dos o tres meses es suficiente.

Frecuencia basada en el tipo del calentador de agua

Además, el tipo de calentador de agua que usted tiene puede afectar la frecuencia de lavado. Los calentadores de agua tradicionales con tanque, incluidos los alimentados con gas, normalmente requieren un lavado más frecuente a causa del almacenamiento continuo de agua, que proporciona más oportunidades para que se depositen los sedimentos.

Por otra parte, los calentadores de agua sin tanque pueden requerir un lavado menos frecuente, ya que no almacenan agua. Sin embargo, deben lavarse periódicamente para eliminar la acumulación de sarro en los elementos calefactores.

Lavado de su calentador de agua: paso por paso

Preparación para el lavado

Comience cerrando el paso de agua a su calentador. Si el calentador es alimentado con gas, cierre el paso de gas. Si es un calentador eléctrico, asegúrese de haber desconectado la alimentación eléctrica.

Realización del lavado

Luego, conecte una manguera a la válvula de drenaje ubicada en el fondo del tanque del calentador de agua. El otro extremo de la manguera debe posicionarse donde pueda descargar de manera segura el agua caliente y los sedimentos, como en un jardín o una vía de acceso. Después de esto, abra lentamente la válvula de drenaje: el agua debe comenzar a fluir.

Es fundamental abrir un grifo de agua caliente en su hogar durante el lavado. Esto permite que el aire entre al tanque y facilita la salida de agua del tanque. Una vez que el agua sale limpia de la manguera, usted ha limpiado eficazmente los sedimentos de su calentador de agua. Finalmente, cierre la válvula de drenaje, desconecte la manguera y restablezca el suministro de agua y el de electricidad o de gas.

Mejora del mantenimiento del calentador de agua con Corro-Protec

La ventaja de Corro-Protec

Aunque el lavado de su calentador de agua puede eliminar sedimentos, también es beneficioso considerar en primer lugar la prevención de la acumulación excesiva de sedimentos. Es aquí donde entra en juego la varilla de ánodo eléctrica Corro-Protec. La varilla de ánodo Corro-Protec es una solución a largo plazo, diseñada para combatir el proceso de corrosión que contribuye a la acumulación de sedimentos.

A diferencia de los ánodos sacrificatorios tradicionales, que se agotan con el tiempo, la varilla de ánodo Corro-Protec proporciona una protección continua sin autosacrificio, reduciendo la acumulación de sedimentos

Al reducir la corrosión y la acumulación de sedimentos, una varilla de ánodo Corro-Protec puede mantener la eficiencia de su calentador de agua, minimizar la frecuencia de los lavados de mantenimiento y extender su vida útil. En otras palabras, es una inversión en protección a largo plazo para su calentador de agua.

Conclusión

El lavado periódico es un aspecto importante del mantenimiento de su calentador de agua, que puede hacer que su sistema funcione con mayor eficiencia y dure más.

La instalación de una varilla de ánodo Corro-Protec en su rutina de mantenimiento puede mejorar más estos beneficios, al proporcionar una protección robusta contra la corrosión y la acumulación de sedimentos. Al invertir tiempo en mantenimiento ahora, usted puede disfrutar de agua caliente confiable y eficiente durante muchos años.

Recuerde que, aunque efectuar el mantenimiento por el usuario puede ser satisfactorio y ahorrar costos, no siempre es la opción mejor o más segura. Si tiene dudas, contrate a un profesional.

Blog

Bomba de recirculación del calentador de agua: ¿por qué y cómo funciona?

¿Qué es una bomba de recirculación de agua caliente y cómo beneficia a su hogar? Todo propietario conoce el inconveniente de esperar a que llegue […]

¿El calentador de agua caliente no funciona? ¡Aquí hay 9 razones por las que!

¿El calentador de agua caliente no funciona bien? Trabajamos muy duro todo el día, por lo que es correcto ir a casa y preparar un […]